Apenas son 60 centímetros cuadrados de tejido, pero el cine los ha sacado mucho partido. En el Día del Biquini, que se celebra este 5 de julio, recordamos a las ocho actrices que mejor lo han lucido en pantalla.

Por LAURA ORDÓÑEZ

En 1946, un espabilado ingeniero francés, Louis Réard, tuvo la ocurrencia de diseñar un bañador compuesto por cuatro triángulos. Lo llamó «bikini» en homenaje a la isla en la que EE.UU. hizo explosionar su primera bomba de plutonio. El nuevo atuendo zarandeó a la sociedad más conservadora de la época. Y el cine colaboró mucho en su impulso. Primero surgieron las beach-party movies, ingenuas comedias musicales de los años 50, y el destape, que llegó a Europa cuando Brigitte Bardot mostró esa escueta prenda en Y Dios creó a la mujer.

Hollywood lo miró con recelo hasta que, pasados unos años, su popularidad se acentuó gracias a divas como Rita Hayworth, Marilyn Monroe, Ursula Andress o Raquel Welch, espectacular con su modelito de ante en Hace un millón de años.

En España, el leve aperturismo del régimen franquista y la eclosión del turismo de los 60 permitieron a realizadores como Pedro Lazaga o Mariano Ozores lanzarse como locos a explotar el potencial de jovencitas suecas a orillas de la playa en joyas del cine cañí, como Objetivo bi-ki-ni, una parodia de James Bond con José Luis López Vázquez y Gracita Morales.

A finales de los 70, Bo Derek dejó boquiabiertos a Dudley Moore y a millones de espectadores en 10, la mujer perfecta con un escueto biquini con flecos color tierra. En los 80, el «cine-biquini» se consolidó como un subgénero del de serie B en Estados Unidos y, una década después, Salma Hayek se metió en la piel de una stripper en Abierto hasta el amanecer con un atrevido estilismo que incluía esta prenda. El milenio dio la bienvenida a nuevas actrices de cuerpos esculturales que supieron mostrarlos en biquinis de combate al estilo de Angelina Jolie en el papel de Lara Croft. Y la historia sigue…

Ursula Andress: la chica ‘Bond-bazo’

Hizo sus pinitos como actriz en el cine italiano, aunque no logró fama internacional hasta 1963, cuando encarnó a la ‘chica Bond’ Honey Ryder en la primera película de la saga, Agente 007 contra el Dr. No. Desde entonces, las productoras se la rifaban. Tras rodar su primera cinta en EE.UU., junto a Elvis Presley, encadenó varios éxitos de taquilla. En 1981 se retiró tras protagonizar Furia de titanes, en la que conoció al padre de su único hijo.
Su momento biquini… Si hay una imagen de los 60 grabada en la retina de los espectadores, esa es la de Ursula Andress emergiendo del agua en la película del agente 007 con un biquini blanco con cinturón para sujetar el machete. Y logró lo imposible: hacer sombra al mismo Sean Connery.

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 7

Halle Berry: un homenaje a Ursula

Tras quedar finalista en Miss Mundo 1986, dejó el periodismo y se centró en su faceta de modelo, que le sirvió para dar el salto a Hollywood. Después de curtirse en televisión con un Emmy y un Globo de Oro bajo el brazo por su trabajo en la serie Introducing Dorothy Dandridge, ha compaginado trabajos comerciales, como Los Picapiedra, con otros más dignos, como Fiebre salvaje o Monsters Ball, por la que en 2002 ganó un Óscar.
Su momento biquini… En 2002 protagonizó Muere otro día junto a un Pierce Brosnan convertido en agente 007. ¿Quién no la recuerda enfundada en un dos piezas naranja con cinturón blanco y machete en un claro guiño a Ursula Andress?

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 5

Esther Williams: una sirena de agua dulce

Iba para nadadora, pero se quedó varada. Tras desinflarse su sueño de participar en los Juegos Olímpicos de Helsinki por culpa de la Segunda Guerra Mundial, se decidió por el mundo del espectáculo, junto al también nadador Johnny Weissmüller (Tarzán). Pronto llamó la atención de un productor de Metro-Goldwyn-Mayer, quien la reclutó para la compañía. Y no tardó en llegar su gran éxito: Escuela de sirenas.
Su momento biquini… En 1942 inauguró su carrera como actriz con un papel secundario en La doble vida de Andy Hardy, junto a Mickey Rooney. En este filme aparecía con un biquini blanco modelo pin up que pudorosamente tapaba buena parte de su trasero. Y es que, a pesar de pasarse media vida bajo el agua, la Williams nunca se llevó bien con esta prenda, a la que tildaba de «indecente e inmoral».

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 3

Ava Gardner: la Venus indomable

El adjetivo ‘guapa’ se quedaba corto para describirla. «El animal más bello del mundo» se ajustaba mucho más a lo que ella era.
Su momento biquini… En 1941 su cuñado le hizo unas fotos que más tarde colgó en el escaparate de su estudio fotográfico de la Quinta Avenida, donde atrajo la atención de un cazatalentos de Metro-Goldwyn-Mayer. Con 18 años hizo las maletas rumbo a Hollywood.

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine,

Jessica Alba. Científicamente perfecta

Ni su cara ni su cuerpo ni su talento le abrieron las puertas del cine. Su papel debutante lo consiguió en 1993 gracias a su pelo, muy similar al de la actriz que semanas antes había abandonado el rodaje de Camp Nowhere. Tras participar en Beverly Hills, 90210, la fama le llegó de la mano de James Cameron con la serie Dark Angel.
Su momento biquini… En Inmersión letal (2005) muestra su maña como submarinista y su impresionante cuerpo. Un estudio científico asegura que sus medidas rozan la perfección, al cifrar en 0,7 la proporción entre su cintura y su cadera. Y, claro, por eso el biquini le queda como le queda. Perfecto. Científicamente perfecta

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 6

Demi Moore: con 47 años, mejor que con 28

Ha trabajado a las órdenes de Woody Allen, Ridley Scott o Barry Levinson en un currículo salpicado de éxitos Ghost, Algunos hombres buenos o Una proposición indecente y sonoros fracasos: La letra escarlata, Strip-tease…  Hoy, con 54 años y tres hijas de Bruce Willis a sus espaldas, Demi se encuentra pletórica.
Su momento biquini… En Los Ángeles de Charlie: al límite, –gracias al bisturí y la silicona, según afirman las malas lenguas– supera a Cameron Diaz. Bronceada y con melena kilométrica, Moore, que entonces tenía 47 años, sorprende con un biquini negro y una tabla de surf bajo su atlético brazo. Una imagen muy diferente a la que 19 años antes lució en Lío en Río, cuando seducía con este mismo atuendo a Michael Caine y se mostraba tal cual la naturaleza la había dotado: con una talla 85 de pecho.

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 2

Brigitte Bardot. La “lolita” que agitó conciencias

Su participación en Y Dios creó a la mujer agitó las mentes más pacatas con escenas inolvidables, como su fugaz desnudo entre sábanas o el tentador baile sobre una mesa. Pero su filmografía, a pesar de haber trabajado con Fellini, Louis Malle o Jean-Luc Godard, no puede calificarse de memorable.
Su momento biquini… En 1953 apareció en unas sesiones fotográficas en las que la estrella era el biquini y, más tarde, escandalizó con sus posados en un dos piezas en las playas de Saint-Tropez y Cannes. Tras el estreno de Y Dios creó a la mujer, su imagen empapeló las habitaciones de millones de adolescentes con las hormonas en ebullición.Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 1

Eva Mendes: cuerpazo de linaje cubano

Ha jugado a ser el cuerpo deseable de películas comerciales hasta apuntalar su carrera con papeles más profundos, como el de Training day. Su matrimonio con Ryan Gosling y los dos hijos que han tenido juntos la tienen un poco retirada del cine.
Su momento biquini… Dejando al descubierto un cuerpo que parece esculpido en crema de chocolate, aparece Eva Mendes en Pegado a ti, una comedia sobre dos hermanos siameses. Ahí lleva biquini. En The Spirit, ni eso…

Los 8 biquinis más sexis de la historia del cine 4